Decorando con rayas

Decorando con rayas

Decorando con rayas

Decorando con rayas

Luego de varios años de mirar las mismas tonalidades, los mismos colores, las mismas colchas, los mismos muebles, nos puede ocurrir que la percepción se nos embote. Así la capacidad de diferenciar de nuestra visión se neutraliza y todo termina apareciendo de forma gris y triste. En esos momentos lo mejor es procurar hacer una renovación del hogar, trabajando en especial en la decoración y en los colores. Las rayas nos pueden salvar del aburrimiento. Veamos entonces.

Decorando con rayas

El uso de las rayas es ciertamente un recurso arriesgado. Siempre estamos al límite de pasarnos y de hacer de nuestro hogar una confusión de colores y líneas que van de aquí para allá. Pero si logramos usarlo con inteligencia, las rayas nos pueden salvar del embotamiento, haciendo de nuestro hogar un espacio divertido, fresco, y juvenil.

Entonces, ¿cómo usar las rayas de manera estratégica? Claramente el primer consejo en este sentido es evitar la mezcla de distintos tipos de rayados. Por ejemplo, si decidimos que una de las paredes de nuestro dormitorio puede quedar bien con un rayado vertical de color naranja, rojo, y blanco, es casi evidente que no podemos abusar de este recurso y pintar las otras paredes con un rayado horizontal. Peor aún: ¡un rayado de otros colores y otras combinaciones!

Es preferible entonces que si deseamos usar las rayas, lo hagamos con moderación y estableciendo contrastes entre la “locura” y la “razón”, entre las rayas y los espacios lisos, entre los colores y los colores neutrales como el blanco o el gris.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Decorando con rayas