Dormitorios para adultos

Dormitorios para adultos

Dormitorios para adultos

Dormitorios para adultos

Hemos afirmado que el dormitorio cuenta con la característica de funcionar como un verdadero espejo, es decir, el dormitorio refleja la personalidad de sus ocupantes en la propia decoración. Una forma muy fácil de corroborar esto es la clásica tipología que comúnmente manejan los diseñadores de interiores: dormitorios para niños, dormitorios para adolescentes y dormitorios para adultos.

En este apartado nos dedicaremos a desglosar las características de los dormitorios para adultos, tipo al que le opondremos solamente el de niños (por su carácter, es mejor que cada adolescente se ocupe del diseño de su dormitorio. Aquí, como en muchos otros ámbitos de la vida cotidiana, a veces conviene a los padres delegar alguna responsabilidad a los futuros adultos para que luego puedan insertarse de una manera óptima en la sociedad).

Características

Los dormitorios para adultos cuentan con algunas características muy propias. La primera depende del estado civil del ocupante, aunque la tendencia en los tiempos que corren y en cierto sector de la sociedad hacen de esto algo casi cotidiano. ¿De qué hablamos? De las camas de más de un cuerpo, las camas de dos cuerpos o incluso de algunas más grandes.

 Obviamente, este tipo de camas es el ideal para una pareja, aunque como hemos dicho, hoy en día muchos solteros sueles elegir camas con colchones mucho más grandes de los que necesitan ya sea “por si acaso” o por simple gusto propio.

 Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de diseñar un dormitorio para adultos es la distribución de espejos. Este hecho, que por mucho tiempo se ha visto tildado como impropio para una persona de bien, en los últimos años ha gozado de una creciente masivización. Y es que cada vez más gente decide utilizar espejos en sus dormitorios.

 Finalmente, y sin referirnos a todos y cada uno de los muebles en particular (ya que cada uno contará con su entrada correspondiente), diremos que resulta tan importante tanto la cama que corona el ambiente como la atmósfera que lleguemos a conseguir con los tonos en los que pintamos nuestro cuarto, los cuadros que colguemos o las cosas que mostremos en mesitas de luz o escritorios. Y es que el diseño, como no nos cansaremos de repetir, es la disposición inteligente de materiales disímiles.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Dormitorios para adultos