El comedor diario

El comedor diario

Un comedor diario con una buena vista

Un comedor diario con una buena vista

En el comedor solemos pasar más tiempo de lo que en principio se creería. Puesto que si bien el comedor es un sector del hogar muy restringido, en donde colocamos una mesa con sillas para que la familia pueda precisamente satisfacer la necesidad de alimentación, la realidad es que este espacio -por sus distintas características- termina atrayendo a la familia para las actividades que no se limitan al comer, haciendo del comedor un verdadero espacio multiuso. Esto, como pudo observarse en estudios de antropología cultural, es una ley universal observarble en todas las culturas.

Amor al comedor

Pero, ¿por qué atrae tanto el comedor? ¿Qué lo hace tan sugestivo para los distintos integrantes de la familia? No es nada muy secreto, sino que su atracción recae en el hecho de que, a diferencia de otros espacios del hogar, el comedor está pensado y diseñado para que las personas puedan estar relajadas en él. Eso significa: manchar, comer, ensuciar, etc.

El comedor siempre está pensado para distenderse. Es así que la mesa y las sillas que en un principio habían sido mentadas para que las personas se sienten y coman, ahora sirven de sitio para que los hijos de la familia estudien, para que la madre use su ordenador y chatee con sus amigas del Club de Tenis, y para que el padre, cuando vuelve del trabajo se siente a tomar un trago.

El comedor entonces es ese espacio de reunión familiar en donde, más allá de las convenciones heredadas, la familia sabe juntarse y deconstruir lo esperable en mor de lo posible.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El comedor diario