La elección de la cama

La elección de la cama

La elección de la cama no es un tema menor.

La elección de la cama no es un tema menor.

La cama es el centro del dormitorio, ambiente a su vez central en una vivienda. La cama, entonces, puede verse como un centro al cuadrado, el meollo de todo. En nuestra sociedad acelerada y nuestro presente vertiginoso, la cama se presenta como un lugar de promesa, un lugar que con sólo saber que existe nos permite seguir. Tan importante es la cama. Y por eso la elección de la misma no es una actividad menor ni mucho menos.

Tipos de cama

Muchas veces la gente cree que la cama es solamente eso, una cama. Como si esto fuera poco. Pero una cama es algo más que cuatro patas y un colchón. Una cama es un potencial para el diseñador, una cama es tanto un objeto de decoración como aquella promesa de paz que envuelve, intrauterina acaso, de la que hablamos en un principio.

Tomemos las camas con dosel, por ejemplo. Este tipo de camas es una opción realmente espectacular para aquellos que cuentan con el espacio necesario. Una cama con dosel es casi un lujo, un recuerdo de siglos anteriores, pasado novelesco, que puede contagiar de magia a nuestro dormitorio.

Recordemos para quienes no conocen el término que el dosel es aquel ornamento que se coloca sobre la cama formando una especie de techo. De él se podrán colgar suaves cortinas o —hay quienes lo llevan a la práctica con óptimos resultados en ambientes calurosos y húmedos— finos y vaporosos mosquiteros.

Otro elemento clave en una cama y que diferencia dos tipos bien distintos es el respaldo. Camas con o sin respaldo es una de las primeras decisiones que deberemos tomar. Las camas con respaldo cuentan con la ventaja de que le otorgan gran personalidad al dormitorio debido a que la cama se suele apoyar sobre la pared principal. Así, el respaldar se convierte en un objeto de arte que atraerá los ojos de quienes entren en nuestro dormitorio y será la posibilidad más fuerte e inmediata que tendremos de sorprenderlos.

Aparte de las camas con dosel y de las que tienen respaldo, tendremos las camas japonesas —camas bajas que quedan muy bien en viviendas de corte minimalista y moderno—, camas coloniales —que agregan un toque de rusticidad verdaderamente romántico— y hasta camas con mesas integradas —un tipo en alza que integra las mesas de luz a la misma estructura de la cama.

Como podemos ver, las opciones a la hora de elegir una cama son muchas y las variables a considerar también son múltiples. Pero vale la pena el esfuerzo. De él dependerá la paz que nos espere al final de cada día.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

La elección de la cama