La elección del colchón

La elección del colchón

Colchones

Colchones

Cuando alguien se da cuenta de que necesita dormir bien, no existen precios que aparezcan como límites. Puesto que hay cosas que el dinero no puede comprar, y una de ellas es la bendición de poder dormir como si se tratase de un santo que ha confirmado la salvación de su alma en la bienaventuranza divina. Elegir un colchón parecerá una banalidad en el contexto de semejante analogía, sin embargo, veremos que no lo es.

La elección del colchón

Para saber, como hay que dormir bien, basta con recorrer los senderos que los negocios y comercios que se dedican a vender colchones nos dejan al paso. Pues al arrojarnos sin verguenza alguna a esos espacios de comodidad infinita, nos daremos cuenta de la diferencia radical, del hiato insalvable, que se establece entre ellos y el colchón vetusto que nosotros estamos usando en nuestro hogar.

Existen diversos colchones, y seguramente aqui no podremos ser del todo exaustivos en lo que a la precisión del decálogo de virtudes de los mismos se refiere. Nos bastará con referir a dos de ellos: los de látex y los de muelles. Mientras los primeros aparecen como el summum, lo nuevo de lo nuevo, lo último de lo último en lo que a tecnología de colchones se refiere, el segundo ya muestra cierto olor a viejo.

Es que los de látex son menos económicos, pero ofrecen una adaptabilidad a los cuerpos única, al tiempo que aseguran una fijeza necesaria para mantener en estado a la columna vertebral.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

La elección del colchón