Pila de revista

Pila de revista

Pila de revistas

Pila de revistas

Leemos revistas de toda índole y de todo estilo. No podemos dejar de comprarlas en la vía pública, porque su estética, su diseño de tapa y los contenidos que prometen en ellas son tan atraactivos que nos obligan a consumirlas. Pero una vez que las hemos consumido, una vez que las hemos leído, ¿qué hacer con ellas? ¿Arrojarlas a la basura? He aquí algunas ideas para conservar revistas sin tener que ocupar demasiado espacio en el hogar.

Almacenando revistas

Las revistas como decíamos son un componente del hogar, en la mayoría de los casos, molesto. Siempre hay alguien que ama las revistas y el acto de su colección. Los coleccionistas podrían guardar objetos de todo tipo. A diferencia de las personas normales, los coleccionistas mantienen con las cosas un vínculo afectivo que no se corresponde con el consumo. El consumo mantiene una relación con el objeto de ingesta. Dar muerte al objeto en el consumo significa cumplir con la función para la que fue creado. Conservarlo como si se tratase de un totem o de un fetiche contraviene las expectativas del objeto.

Por ello cuando alguien desea guardar revistas que claramente demuestran estar fuera del tiempo -sea por los temas que trata, sea por el diseño que propone, sea por sus materiales- no tiene muchos compañeros que le apoyen en su faena. ¿Cómo almacenar revistas viejas sin ocupar mucho espacio?

Lo que ven en la imagen puede ser una solución: usamos una base de madera, colocamos dos cintos y sobre el pilón de revistas colocamos un cojín para poder sentarse. ¡Y listo!

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Pila de revista